El Congreso de Colombia ha dejado hundir este miércoles, por segunda vez consecutiva, un proyecto de ley que buscaba prohibir las terapias de conversión sexual para la comunidad LGBTIQ+.

Por: Carlos Humberto Arango C

La Comisión Primera del Senado no discutió la iniciativa, lo que resultó en su archivo por falta de tiempo y de apoyos. Esta decisión representa un revés en la protección de los derechos de esta población y reafirma el poder político de las iglesias cristianas y los partidos conservadores, principales opositores del proyecto.

Detalles del Proyecto

El proyecto de ley, que había avanzado con éxito en los dos primeros debates en la Cámara de Representantes, pretendía prohibir la práctica de terapias de conversión sexual en Colombia. Estas terapias buscan cambiar la orientación sexual o identidad de género de una persona, utilizando métodos que incluyen violencia física y psicológica, y son consideradas por la ONU como una forma de tortura. La iniciativa proponía sanciones administrativas y penales para aquellos que las practicaran o promovieran.

Reacciones y Opiniones

Carolina Giraldo, representante a la Cámara del partido Verde y ponente del proyecto, expresó su frustración: “Nunca el Congreso de Colombia ha expedido una ley cuya población objetivo principal sea la comunidad LGBTIQ+. Todos los derechos los hemos ganado gracias a la Corte Constitucional, no gracias al Congreso que siempre ha evadido esos debates”.

La senadora del Pacto Histórico Clara López también lamentó el archivo del proyecto, señalando que “las convicciones religiosas individuales de los congresistas están primando por encima de lo que ordena la Constitución. Eso afecta a la población LGBTIQ+. Muchos no la quieren ver existir, pero existe y no vale menos”. López advirtió sobre los riesgos para la democracia y los derechos humanos de no prohibir estas prácticas, mencionando casos extremos como electrochoques y ahogamientos usados en Colombia.

 En contraste, la senadora María Fernanda Cabal, del Centro Democrático, fue una de las principales opositoras del proyecto. Cabal argumentó que la iniciativa atentaba contra la autonomía familiar y la patria potestad de los padres. “He presentado ponencia negativa contra el proyecto de ley 'inconvertibles' que atenta contra la autonomía familiar, impidiendo a los padres orientar a sus hijos y generando duplicidad normativa que erosiona la estabilidad jurídica”, escribió en su cuenta de X.

Otros senadores, como Jota Pe Hernández del Partido Verde y Óscar Giraldo del Partido Conservador, también expresaron su rechazo. Giraldo, vinculado a la organización ultracatólica Lazos de Amor Mariano, y Hernández, hijo de pastores cristianos, representan movimientos ultraconservadores que han sido críticos de los derechos de la comunidad LGBTIQ+.

El archivo del proyecto de ley para prohibir las terapias de conversión sexual en Colombia refleja una persistente resistencia dentro del Congreso a legislar en favor de los derechos de la comunidad LGBTIQ+. La influencia de sectores religiosos y conservadores sigue siendo un obstáculo significativo, dejando en riesgo a quienes son sometidos a estas prácticas inhumanas y a menudo traumáticas.

 

Entrevista Exclusiva para Canal 7/24 con la Psiquiatra Isabel Cuadros Ferré, Directora de la Asociación Afecto

 

Carlos Humberto: Doctora Isabel  ¿cuál es su opinión sobre las terapias de conversión?

Isabel Cuadros Ferré: Sí, mira Carlos Humberto, en cuanto a lo que me preguntas, hoy en día es obvio que las terapias de conversión no funcionan. Es algo absolutamente claro desde la ética profesional en psiquiatría. La orientación sexual de las personas y su identificación sexual no son decisiones que alguien tome de un día para otro. No es algo que las personas decidan al levantarse un día y decir "Voy a escoger esto". Es algo que realmente ocurre en el cerebro y la mente de las personas.

Además de no funcionar, considero que hay una clara violación ética en la profesión. No puedo referenciarlo en este momento, pero la Sociedad Mundial de Psiquiatría ya ha emitido un concepto sobre este tema. Podríamos buscarlo si te interesa. Como menciono, es una falta de ética en un terapeuta. Desde mi experiencia personal, puedo contarte historias de hace 30 años, cuando padres decidieron mandar a sus hijos a terapia para que no fueran homosexuales o para cambiar su orientación sexual. Eso básicamente terminó en tragedias en la vida de esas personas.

Por lo tanto, esto está muy definido en la ética psiquiátrica: no se hace y no es lícito hacerlo.

 
 

¿Qué son las terapias de conversión o reorientación sexual? 

Preguntamos a la AI GPT y esta fue su descripción:

Las terapias de conversión sexual, también conocidas como terapias de reorientación sexual, son prácticas que tienen como objetivo cambiar la orientación sexual de una persona de homosexual o bisexual a heterosexual. Estas terapias se basan en la creencia de que la homosexualidad es una condición mental o emocional que puede y debe ser corregida.

Métodos Utilizados en las Terapias de Conversión

Las terapias de conversión pueden incluir una variedad de métodos, entre ellos:

  1. Consejería y Psicoterapia: Intervenciones psicológicas donde se intenta convencer al individuo de cambiar su orientación sexual.
  2. Intervenciones Religiosas: Oraciones, exorcismos y otras prácticas religiosas para "curar" la homosexualidad.
  3. Terapias Aversionistas: Utilización de estímulos negativos para asociar la homosexualidad con experiencias desagradables.
  4. Reeducación Sexual: Programas diseñados para enseñar y fomentar comportamientos heterosexuales.

Eficacia y Consecuencias

Numerosos estudios y organizaciones profesionales, como la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), han declarado que las terapias de conversión no tienen base científica y pueden ser extremadamente dañinas. Los efectos negativos documentados incluyen:

  • Problemas de Salud Mental: Ansiedad, depresión, trastorno de estrés postraumático (TEPT), y pensamientos suicidas.
  • Estigmatización y Autoestima Baja: Incremento del estigma interno y disminución de la autoestima.
  • Relaciones Interpersonales Dañadas: Problemas en las relaciones con familiares y amigos.

Posición de las Organizaciones Profesionales

La mayoría de las organizaciones profesionales de salud mental condenan las terapias de conversión. Por ejemplo:

  • La Asociación Americana de Psiquiatría y la Asociación Americana de Psicología han declarado que no existe evidencia científica que apoye la efectividad de estas terapias y que pueden causar daño significativo.
  • La Organización Mundial de la Salud considera la homosexualidad como una variación natural de la sexualidad humana y no como una enfermedad.

Legalidad y Regulación

En muchos lugares, las terapias de conversión han sido prohibidas o estrictamente reguladas, especialmente en el caso de menores de edad. Sin embargo, estas prácticas aún existen en diversas partes del mundo, a menudo bajo la protección de la libertad religiosa.

Conclusión

Las terapias de conversión sexual son prácticas que buscan cambiar la orientación sexual de una persona, pero carecen de validez científica y pueden causar graves daños emocionales y psicológicos. La condena por parte de numerosas organizaciones de salud mental y la prohibición en varios países reflejan un consenso creciente sobre la necesidad de proteger a las personas, especialmente a los jóvenes, de estas prácticas perjudiciales.

Fotográfias enviadas por la Revista LGTBI

Ultimas Noticias