El Castillo, de Burdel a Casa de Bellas Artes

El pasado 16 de diciembre nació El Castillo de las Artes, el primer centro de arte, cultura y memoria 24/7 de Bogotá, que contará con actividades artísticas 24 horas al día, siete días a la semana, en el barrio Santa Fe de la localidad Los Mártires.

Gracias a la articulación con diferentes entidades públicas, privadas y comunitarias, este espacio, que funcionaba como un club nocturno y se encontraba abandonado y en completo deterioro, fue rescatado y dotado de un nuevo significado.

Para Carlos Marín, director del Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud, IDIPRON, “el sueño de El Castillo de las Artes nació porque queremos tener un espacio para manejar toda la intervención territorial en ese punto y en las 19 localidades de Bogotá, y sumar las artes para llegar de manera acertada. Más que una alternativa es una apuesta de ética y estética frente a la convivencia, desde este nuevo Contrato Social y Ambiental del siglo XXI”.

A mediados del 2021, El Castillo de las Artes, ubicado en la calle 23 No.14 -19, proyecta la apertura de una Escuela de artes y oficios para la vida, un museo de la noche, una biblioteca, procesos de cartografía social, laboratorios de creación colectiva, diálogos de saberes, talleres de reactivación de las artes y un escenario de circulación permanente para las artes (cine foro, exposiciones, performance, intervenciones, conciertos, obras de teatro y danza).

El Castillo de las Artes busca promover, desde la creación, apropiación, circulación y formación artística, el empoderamiento de derechos culturales y el cuidado de la vida, así como el auto-reconocimiento, el reconocimiento, el respeto y el afecto por la diferencia. “El Castillo de las Artes beneficiará a comunidades y territorios afectados por múltiples violencias, particularmente en las localidades de Santa Fe y Los Mártires, resaltando, visibilizando y reconociendo su riqueza y la diversidad política, social, cultural y artística que se encuentra en estos territorios, en especial de los sectores sociales y poblacionales que allí habitan: mujeres, comunidad LGBTI, víctimas del conflicto, comunidades indígenas, migrantes”, afirma Catalina Valencia Tobón, directora del Idartes.

Organizado por el Instituto Distrital de las Artes - Idartes, el Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud - IDIPRON, la Fundación Gilberto Alzate Avendaño - FUGA y la Secretaría Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia, se realizarán articulaciones permanentes con la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, la Secretaría de la Mujer, la Alcaldía Local de Los Mártires, la Secretaría de Integración Social y el Centro de Memoria Paz y Reconciliación.

"El Castillo de las Artes representa una solución efectiva a la revitalización del centro de la ciudad y una apuesta por la reactivación de las actividades del sector cultural y creativo de esta zona estratégica de la ciudad. Así mismo, permite resignificar un territorio estigmatizado y convertirlo en símbolo de una ciudad cuidadora, de inclusión social y de nuevas oportunidades, posicionando el centro como un espacio en el que la creación no se detiene", señala Adriana Padilla Leal, directora de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño - FUGA.

El Castillo, de Burdel a Casa de Bellas Artes

El Castillo, de Burdel a Casa de Bellas Artes

El pasado 16 de diciembre nació El Castillo de las Artes, el primer centro de arte, cultura y memoria 24/7 de Bogotá, que contará con actividades artísticas 24 horas al día, siete días a la semana, en el barrio Santa Fe de la localidad Los Mártires.

Gracias a la articulación con diferentes entidades públicas, privadas y comunitarias, este espacio, que funcionaba como un club nocturno y se encontraba abandonado y en completo deterioro, fue rescatado y dotado de un nuevo significado.

Para Carlos Marín, director del Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud, IDIPRON, “el sueño de El Castillo de las Artes nació porque queremos tener un espacio para manejar toda la intervención territorial en ese punto y en las 19 localidades de Bogotá, y sumar las artes para llegar de manera acertada. Más que una alternativa es una apuesta de ética y estética frente a la convivencia, desde este nuevo Contrato Social y Ambiental del siglo XXI”.

A mediados del 2021, El Castillo de las Artes, ubicado en la calle 23 No.14 -19, proyecta la apertura de una Escuela de artes y oficios para la vida, un museo de la noche, una biblioteca, procesos de cartografía social, laboratorios de creación colectiva, diálogos de saberes, talleres de reactivación de las artes y un escenario de circulación permanente para las artes (cine foro, exposiciones, performance, intervenciones, conciertos, obras de teatro y danza).

El Castillo de las Artes busca promover, desde la creación, apropiación, circulación y formación artística, el empoderamiento de derechos culturales y el cuidado de la vida, así como el auto-reconocimiento, el reconocimiento, el respeto y el afecto por la diferencia. “El Castillo de las Artes beneficiará a comunidades y territorios afectados por múltiples violencias, particularmente en las localidades de Santa Fe y Los Mártires, resaltando, visibilizando y reconociendo su riqueza y la diversidad política, social, cultural y artística que se encuentra en estos territorios, en especial de los sectores sociales y poblacionales que allí habitan: mujeres, comunidad LGBTI, víctimas del conflicto, comunidades indígenas, migrantes”, afirma Catalina Valencia Tobón, directora del Idartes.

Organizado por el Instituto Distrital de las Artes - Idartes, el Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud - IDIPRON, la Fundación Gilberto Alzate Avendaño - FUGA y la Secretaría Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia, se realizarán articulaciones permanentes con la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, la Secretaría de la Mujer, la Alcaldía Local de Los Mártires, la Secretaría de Integración Social y el Centro de Memoria Paz y Reconciliación.

"El Castillo de las Artes representa una solución efectiva a la revitalización del centro de la ciudad y una apuesta por la reactivación de las actividades del sector cultural y creativo de esta zona estratégica de la ciudad. Así mismo, permite resignificar un territorio estigmatizado y convertirlo en símbolo de una ciudad cuidadora, de inclusión social y de nuevas oportunidades, posicionando el centro como un espacio en el que la creación no se detiene", señala Adriana Padilla Leal, directora de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño - FUGA.